El Método Hipopresivo abdominal consiste en generar una Hipopresión dentro de nuestra cavidad abdominal por medio de una contracción de nuestro músculo diafragma en espiración (apnea espiratoria), consiguiendo un efecto de succión que tiene como resultado una presión negativa dentro de las cavidades abdominal y pélvica, lo que provoca una contracción refleja muscular de la musculatura del suelo pélvico y de la faja abdominal.

Las técnicas hipopresivas fueron creadas por el Dr. Marcel Caufriez a principios de los años 80. Están basadas en múltiples estudios de histoquímica, de electromiografía y de anatomía funcional y fueron objeto de un importante número de estudios clínicos, en particular en los ámbitos de la urología y de la ginecología.

El ejercicio hipopresivo es enormemente beneficioso de cara a la recuperación del suelo pélvico, postparto y rehabilitación (hernias y similares) y, a diferencia de otros métodos, no es exclusivo, sino complementario.

Potencialmente beneficioso en diversos casos:

Espalda: El efecto de succión y de presión negativa que se genera dentro de la cavidad abdominal al realizar estos ejercicios provoca un efecto de tracción sobre los discos inter-vertebrales, lo que puede tener efectos terapéuticos importantes en la espalda. Combinado con ejercicios complementarios puede potenciar el tratamiento de diversos problemas.

Estético: Ejercita fundamentalmente los transversos y oblicuos del abdomen y no sólo el recto anterior del mismo (como ocurre con los abdominales tradicionales), por lo que es mucho más efectivo para reducir en pocas semanas nuestro perímetro abdominal y conseguir un vientre plano. Ésta tonificación se realiza sin forzar ni dañar a nuestra columna lumbar.

Rendimiento Deportivo: El diafragma es el máximo protagonista en este tipo de ejercicios. Realizándolos de manera regular se logra una mayor capacidad tanto diafragmática como pulmonar y torácica, como consecuencia, mejora el rendimiento cardio-pulmonar, y por lo tanto, también el rendimiento deportivo (fundamentalmente en ejercicios donde el componente aeróbico es importante, tales como natación, atletismo…).

Post-parto: Tras un embarazo el cuerpo tiene que recuperar su estado habitual y debe readaptarse, la faja abdominal debe volver a tonificarse y el suelo pélvico debe adoptar la misma rigidez que poseía. Por medio de estos ejercicios no sólo se fortalece la faja abdominal, sino que se vuelve a conseguir un vientre fortalecido y plano, y, lo que es más importante, el suelo pélvico se tonifica manteniendo las mismas funciones que tenía antes del embarazo.

Incontinencia Urinaria: Al poseer un mayor tono muscular se consigue que la mujer pueda controlar de una manera más rápida y efectiva su control urinario, disminuyendo así la posibilidad de pérdidas y otros problemas derivados.

Vida Sexual: La musculatura del suelo pélvico esta íntimamente relacionada con la función sexual tanto femenina como masculina, por lo que son ejercicios potencialmente beneficiosos para mejorarla, si bien por la complejidad del aparato genito-urinario femenino los beneficios son más evidentes en la mujer.

¡¡¡ Ven a conocerlo con nosotros !!! Desde Dcarvier, te invitamos a informarte y resolver tus dudas.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

11 + 13 =

2017 - Clínica Dcarvier

Para contactar con nosotros    922 825 465